Así es como la otra recibió una lección.

Esta es una historia que tal vez yo nunca me hubiera enterado, pero mi esposo tuvo un arranque de sinceridad y me acabó confesando todo.

Ahora te contare lo que mi esposo vivió por ser infiel

Los frase famosa «puñalada por la espalda» pueden parecer una telenovela, pero por increíble que parezca en el pasado e incluso hoy, a algunas mujeres les gusta hacer este tipo de cosas para intentar sacar unos miles de pesos de su pretendiente. Generalmente la mujer es seductora y busca un hombre rico, casado y necesitado para quedar embarazada de él. Entonces, ella logra su objetivo y lo usa para extorsionar al hombre que ha caído bajo su hechizo, sacándole toda la cantidad de dinero que le sea posible.

Los hombres que atraviesan un matrimonio difícil, que son frágiles y buscan nuevas aventuras son los blancos más fáciles para las mujeres dispuestas a hacer todo lo que esté en sus manos para extorsionarlos y sacarles todo el dinero que les sea posible. El caso que revelará este artículo es entre una estafadora y un hombre rico, que la embarazo y termino siendo extorsionado.

Recientemente, una mujer intentó aplicarle “una puñalada por la espalda” a un hombre de negocios. Sin embargo, la historia tuvo un desenlace inesperado. Según información publicada en la prensa, la mujer en cuestión se llama Sandra y su objetivo era Marco, un exitoso empresario que atravesaba una crisis en su matrimonio. Según la información, es posible afirmar que Sandra percibió al empresario como un objetivo vulnerable y no tuvo dificultades para seducirlo. Observó a su futura víctima en un café y pensó que encajaría en su perfil. El hombre estaba bien vestido, elegante y aparentemente económicamente acomodado, algo que lo puso en la lista de buenos objetivos para la mujer, que incluso notó que estaba casado. Decidió acercarse a él sutilmente, bromeando y uniéndose a la mesa del hombre. Encantados por la hermosa mujer, se dejo seducir sin pensar en lo que pasaría después.

Al poco tiempo, había alquilado un departamento para sus citas. Como la mujer insistió en tener relaciones sexuales sin condón, el hombre aceptó y se acostó con ella varias veces. También la lleno de regalos, lujos incluso un coche le compro y después de eso, siguieron saliendo y la mujer quería llegar más allá, sabía que Marco su amante estaba pensando en volver con su esposa, y esta noticia no le cayó nada bien a Sandra así que pensó en todas las formas de hacer que el siguiera cumpliendo sus caprichos. Se hizo varias pruebas de embarazo, hasta que la prueba dio positivo y tenía una tarjeta bajo la manga. Ella le envió la foto al hombre, demostrando que podía contarle todo a su esposa. Desde su amorío todas las veces que le fue infiel y la nueva noticia, Sandra seria mama del pequeño bebe de Marco.

Marco, que ya sospechaba de los sentimientos falsos de la mujer por él, estaba seguro de que todo eso era solo una trampa. Poco después de los hechos destacados, Marco adoptó una postura extraña y dejó de responder a los mensajes de Sandra. Sandra le envió un mensaje a Marco preguntándole si ya le había contado a su esposa su infidelidad, pero al ver que este no le contestaba, se fue poniendo cada vez más furiosa: “¿Por qué no me respondes? ¡Marco respóndeme ya o te vas a arrepentir!” Esto señalaba claramente que la chica estaba muy nerviosa al saber las intenciones de Marco de volver con su esposa. De hecho, esta siguió con las amenazas, diciéndole a Marco que si él no se lo decía, sería ella misma quien lo haría.

Luego, al cabo de un rato, Marco volvió a hablar con su amante y esto le contesto: “Hola Sandra. No te preocupes, yo también te tengo una sorpresa”. Acto seguido le adjuntó una fotografía en la que se podía ver un montón de ropa arrugada y amontonada, junto a una maleta y otras cosas más. Eran las cosas de Sandra, las cuales Marco había sacado a la calle. Además, también le comunicó que le había cancelado todas las tarjetas de crédito. Obviamente, esto no sentó nada bien a Sandra, quien no dudó en insultarlo rápidamente: “¿Eres idiota o qué?” Sin embargo, la cosa no quedó ahí, “Pues que sepas que estoy embarazada de tu hijo. Se le contaré a tu esposa y te demandaré. No pararé hasta que te pueda quitar la mitad de todo”. Estaba claro que a Sandra se le veían las malas intenciones, pero Marco se mantuvo firme en todo momento, y siguió dándole donde más le dolía.

Marco también le dijo que dejaría de pagar su BMW, destacando además que “a ver si sus padres serían capaces de pagar una mensualidad de 35.000 pesos mensuales”. Sandra iba a pasar de tener la vida a resuelta, con un coche carísimo pagado por su amante y un montón de lujos más, a no tener prácticamente. Obviamente, ella era muy orgullosa, así que decidió darle un ultimátum: “Eres un pende** Marco, en serio. No sabes de lo que soy capaz. Publicaré todo el periódico para que toda tu familia sepa que abandonaste a tu propio hijo. Con la tensión en su punto más alto, Marco decidió tranquilizarse y contestarle de la mejor manera posible, con calma y mucha clase: “Tranquila, que ya he hablado con mi esposa. Le conté que le había sido infiel y sobre la relación que tenía contigo. Afortunadamente, me ha perdonado”.

Sandra se quedó impresionada con esa respuesta, y ni siquiera pudo contestarle al no saber bien qué decir, pero el hombre también escribió que lamentaba mucho el embarazo y que ella era bastante convincente al fingir que lo amaba. Según el hombre, casi había creído sus palabras. Marco dijo lo siguiente: “Además, la razón por la que todavía no tengo hijos con mi esposa es porque soy estéril, así que yo no he podido dejarte embarazada. A propósito, el otro día estuve hablando con mi primo y confesó haberse acostado contigo sin usar preservativo. Lo mejor será que te intentes arreglar con él.” ¡Esta claro que esa conversación final no sentaría para nada bien a Sandra! Y marco termino la conversación diciéndole que no lo volviera a buscar.

Join The Discussion