Características de padecer estrés.

El padecer el terrible estrés no es algo que sólo se sienta, este también se llega ha refleja en la salud y  hay cambios en nuestros hábitos, como pueden ser la falta de apetito, padecer acné, tener pérdida de la lívido, sufrir de  insomnio, tener una sudoración excesiva.

Ahora sabemos que el estrés no se llega a producir sólo por el trabajo, o por la falta de este. Estar en al espera de algo, El tener deudas, no saber qué como seguir nuestra vida o cambios en ella, presentar exámenes… y ese problema de tensión, tanto a nivel físico o emocional posee su consecuencia no sólo en la salud sino también en el cuerpo, en los hábitos y comportamientos cotidianos.

 

Ahora te enumeramos  algunas señales que puedes notar de manera fácil en la persona que está estresada, a muy altos niveles, donde no es necesario  llegar al infarto, ni padecer taquicardia, y que te dicen que debes empezar a cuidarte.

11 señales quete demuestran que tienes demasiado estrés

1-. Acné: Este no sólo es un reflejo hormonal, de varios cambios,  también es muestra de alteración, tanto a nivel físico como psicológico.

2-. Sudor: este puede llegar a ser un problema fisiológico, aun que también es reflejo de nerviosismo y tensión. Debes de aprender a llevar la ropa adecuada, hecha de algodón, manga corta, abiertas, te ayudará a poder disimularlo si no puedes evitar la situación.

3-. Palpitaciones: que nuestro corazón de repente se acelere ocurre en diversas ocasiones, como pueden ser el  hacer ejercicio, a asistir a una cita, estar presentando exámenes muy importantes, tener una entrevista de trabajo etc… Estas situaciones son momentos exactos y hasta normales. Pero el padecer palpitaciones seguido no es normal ni saludable, debes de vigilar lo que estás haciendo.

4-. Depresión: Así es , el estar demasiado estresado te puede causar depresión. El no querer salir, evitar en todo lo que se pueda el contacto físico con otras personas, aislarte, apartarte lo más posible ya sea del trabajo o de la situación donde estas incomoda y que te produzca estrés… Todo esto  puede llegar a ser paralizante, el dormir demasiado, no querer salir de la cama…

5-. Cambios de apetito: Esto va desde padecer un hambre voraz todo el tiempo, llegando a comer mal, engordar, padecer mal digestión. Esto  puede derivar en problemas de la piel como el acné, o sufriendo  todo lo contrario, no querer comer, no saber ni qué comer, etc…

6-. Problemas digestivos: El comer demasiado como no comer, son tristemente consecuencia del punto anterior. Si llegas a comer mucho y mal, terminaras teniendo no sólo digestiones pesadas, sino también problemas para conciliar el sueño, para poder ir al baño, para que el cuerpo se ponga activo… además los dolores de tripa consecuencia de una mala alimentación se vuelven constantes. Así también el  comer poco y mal, cualquier cosa… No es para nada saludable ni el cuerpo podrá tener la energía necesaria para llevar a cabo el día, poder cubrir las necesidades diarias para estar activo. Un cuerpo que tiene falta energía no piensa bien. Y ese bloqueo que parte desde el estómago conlleva a no pensar con claridad y por lo mismo sufrir más estrés.

7-. Cambios en la lívido: un estudio encontró la relación entre los picos de estrés con la ausencia de apetito sexual tanto en hombres como en mujeres. El estrés llega a afectar también al deseo y a la satisfacción.

8-. Disminución de la energía: El dormir poco y además mal, comer mal, el no descansar bien, son también causas directas de una baja de la energía. El cuerpo necesita esa ‘combustible’ para poder funcionar correctamente, y el cerebro también necesita estar al 100 % para que todas  las diferentes luchas del día a día no le lleguen a  afectar de manera negativa.

9-. El estrés hace que aumenten las enfermedades, esto lo dice  un estudio, que  va desde las más simples a las más complejas. Y es que a aumentado el estudio que hablan más de la relación que existe entre el estrés y la inmunidad a muchas enfermedades, vacunas, etc…

10-. Dolor crónico: Tanto las molestias físicas y los dolores son una consecuencia directa de sufrir demasiado estrés de manera continua. Dormir mal o en mala postura, no poder estar estirado completamente, tensión muscular… son estas causa directas de dolores, molestias y que van aumentan la sensación de incomodidad y también de estrés, lo que provoca  que uno nunca se pueda recuperar.

11-. Dolores de cabeza. Este es un clásico del estrés. La tensión física se llega a manifiesta de manera rápida en el común dolor de cabeza. De hecho, un estudio demostró la relación de los días al mes que son mas  comunes para padecer dolor de cabeza, muchos, con los niveles de estrés de esa persona.

Join The Discussion