Cuatro oraciones para tu nochebuena en familia

La Bendición en una celebración o fiesta, es una costumbre antiquísima entre los cristianos; y, antes, entre nuestros hermanos mayores, los judíos. En los textos evangélicos se puede ver como el Jesús, nuestro Señor, lo hacía. No sólo en la última cena, sino que, por ejemplo, antes de multiplicar los panes, bendice al Padre, pronuncia la bendición de agradecimiento… Lo mismo hacen los discípulos, como se puede apreciar en el libro de Los Hechos de los Apóstoles y otros del Nuevo Testamento.

La bendición de la fiesta, o bien de la mesa es una acción de gracias y una sencilla petición, donde pedimos los bienes que vienen de Dios y nos deleitan, siendo completamente necesarios para el hombre.

Te dejamos estas cuatro oraciones para tu nochebuena en familia:

 

Número uno– Bendición del Belén

Los miembros de la familia se reúnen entorno al Belén y santiguándose dicen: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Un miembro de la familia, a poder ser un niño, dice: El Señor Jesús ha nacido de Santa María. El pesebre que adorna nuestro hogar nos recuerda el gran amor del Hijo de Dios, que ha querido habitar entre nosotros.

LECTURA BÍBLICA

Uno de los miembros de la familia lee el siguiente texto: Escuchemos, ahora, el Evangelio según San Lucas: (Lc. 2, 4-7a) En aquellos días, José, que era de la casa y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, que se llama Belén, en Judea, para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta. Y mientras estaban allí le llegó el tiempo del nacimiento, y nació su hijo primogénito, lo cubrió en pañales y lo acostó en un pesebre.

ORACIÓN DE BENDICIÓN

Los adres dicen: Señor Dios, Padre nuestro, que tu tanto amaste al mundo que nos entregaste a tu Hijo único, nacido de María la Virgen, dígnate bendecir este nacimiento y a la familia cristiana que está aquí presente, para que las imágenes de este Belén nos ayuden a profundizar en la fe. Te lo pedimos por Jesús, tu Hijo amado, que vive y reina por los siglos de los siglos. Todos responden: Amén.

 

Número dos– Oración por el Nacimiento de Jesús

Dios Todopoderoso, que derramas hoy sobre nosotros la nueva luz del Verbo encarnado, has que la fe de este misterio se infunda también en nuestros corazones.

Señor y Dios nuestro, te lo rogarnos, celebrando con alegría la Natividad de nuestro Señor Jesucristo, para merecer así, por una vida digna de Él, gozar de su presencia.

Así sea.

 

Número tres– Bendición de la mesa de Navidad

Bendice, Señor, nuestra mesa. Bendice por favor la fraternidad y también la armonía que hay entre nosotros.

Danos alegría, paz, salud, pan… durante toda nuestra vida.

Otorganos fuerza y ternura para llegar a ser hombres y mujeres justos donde haya buenos días y muchas noches-buenas, como ésta y la que celebraremos con nuestras familias el 24 de diciembre.

Queremos decirte una vez más, Señor, que creemos en ti desde nuestro corazón de niños, creemos en ti desde nuestra fe de adultos.

Actúa en medio de nosotros, hombres y mujeres en la Historia, para hacerla tu Reino; para que vivamos reconciliados en la bondad, el amor, la sensibilidad, la justicia… Signos reales de que nuestro corazón será el pesebre donde Tú vas ha nacer una vez más.

Amén.

 

Número cuatro– Oración de San Buenaventura para la cena de Navidad

Hoy, Nochebuena, tenemos, de manera especial y como centro de nuestra familia a Jesucristo, nuestro Señor. Vamos a encender un cirio en medio de la mesa para que ese cirio nos haga pensar en Jesús y vamos a darle gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo Jesucristo. Gracias Señor Dios, que nos amaste tanto que nos regalaste a tu Hijo.

Señor, te damos gracias. Gracias Jesús por haberte hecho niño para salvarnos. Señor, te damos gracias. Gracias Jesús, por haber regalado al mundo el amor de Dios.

Señor, te damos gracias. Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que Dios nos ama y que nosotros debemos amar a los demás.

Señor, te damos gracias. Señor Jesús, Tú viniste a aclararnos que da más alegría el dar que el recibir, Señor, te damos gracias. Señor Jesús, Tú viniste a nseñarnos que lo que hacemos a los demás te lo hacemos a Ti directamnte. Señor, te damos gracias.

Gracias María, por haber aceptado ser la Madre de Jesús. María, te damos gracias.

Gracias Señor San José, por cuidar de Jesús y María. San José, te damos gracias.

Gracias Padre por esta Noche de Paz, Noche de Amor, que Tú nos has dado al darnos a tu Hijo, te pedimos que nos bendigas, que bendigas estos alimentos que dados por tu bondad vamos a tomar, y bendigas las manos que los prepararon, por Cristo Nuestro Señor, Amén.

 

Articulo con fin de entretenimiento y lectura.

Join The Discussion