El día que Santa se puso triste.

Era la noche antes de Navidad y Santa estaba ocupado haciendo sus rondas
Era ligero de pies asegurándose de que no emitiera ningún sonido.

Pero se dio cuenta de que algunas casas no tenían ese brillo de Navidad.
así que decidió parar porque pensó que eso no puede ser.

Se arrastró en el dormitorio de una mamá y se detuvo se golpe en sus pasos, mientras veía a un angelito abrazando a su mamá mientras dormía.

El angelito levantó la mirada y lloró «oh Santa por fin estás aquí!!
He estado esperando que me ayudes a decirle a mami que estoy cerca».
Santa recogió al angelito y le preguntó «¿Qué puedo hacer? Solo soy un simple fabricante de juguetes, no puedo hacer que los sueños de tu mamá se hagan realidad».
Así que los dos se sentaron un rato hasta que el pequeño ángel saltó y gritó con una sonrisa.
«Dejémosle una señal, una hermosa señal desde arriba,
¡¡¡hazle saber que es de mí parte enviado desde el cielo con amor»!!!

Así que Santa cavó y cavó profundamente, en esa gran bolsa gloriosa que estaba llena de muchas golosinas.
Sacó una hermosa pluma blanca que parecía que estaba hecha de nieve.
Y pensó que era una señal tan hermosa que sólo una madre en duelo sabría.
Lo colocó en su mesita de noche y besó al ángel en su cabeza.
Luego lo colocó junto a su madre mientras dormía en la cama.

Creo que me quedaré aquí con mami y la visitaré en sus sueños esta noche,
Ella me extraña mucho y necesita saber que estoy bien.

Santa se dirigió a su trineo, y secó una lágrima.
Cayó de rodillas y logró llorar.

Feliz Navidad a todas las madres dolientes de esta gran tierra.

Créditos a su autor.

Join The Discussion