El frío llegó para recordarme que ya vas a venir a verme.

El frío llegó para recordarme que ya vas a venir a verme.

Te he esperado el año entero y ahora los días pasan serenos.
Tu ya comenzaste tu caminata, yo ya empecé a preparar todo.

Que no falte tu mole, tu dulce de camote, que no falten tus tamales, tu atole.
Que no falte tu jarro de pulque, que no falte tu veladora, que no falte tu chocolate.

Y el cempasúchil que tanto te gustaba ahora se convirtió en tu perfume, y viene la brisa a embriagarme con el y sabe a ti y a nosotros.

Que no falte nada en tu altar, aunque aquí a mi lado faltas tú. Falta tu sonrisa al despertar, falta tu consejo sabio, falta tu manera de hacer mejor mi día. Falta tu voz, falta tu valentía, faltan tus ganas de comerte al mundo, falta todo, faltas tú.

Pero los dioses saben de mi agonía y en un gesto compasivo abren las puertas del Mictlán unos días, y te veo venir. Majestuosa, pulcra, elegante, con tu brillo de mil soles. Y te sientas conmigo junto al altar, y susurras suavecito nuestra canción favorita junto al papel picado que se pone a bailar.

Ya vienes, y yo acá te espero siempre

One Response

  1. Macry octubre 27, 2020

Join The Discussion