La historia de Milena.

Milena era una niña de 13 años, vivía en un orfanato, sus padres la dejaron allí hace 4 años, pero por razones extrañas Milena despertó en una habitación desconocida, fue cuando ella se dio cuenta que había sido secuestrada…

Milena- ¿dónde estoy, porque estoy en esta cama?.
Milena se levanta, cuando abre la puerta de la habitación, mira a un señor de unos 50 años en la cocina, el hombre se percata de la niña y se dirige donde está ella para brindarle el desayuno…

Milena- ¿ quien eres, que harás conmigo?.
El hombre no dice nada, intenta abrazarla, Milena lo empuja y trata de correr…
Milena- ¡auxilio, me quiere violar, no te me acerques!.
El hombre la carga mientras ella trata de golpearlo, seguidamente la encierra en el cuarto, Milena no tiene escapatoria y entra en pánico.
Milena- Esto no puede estar pasando, un pedofilo me secuestró, tengo que volver, Javier debe estar preocupado, debe estar desesperado por mi ausencia, no importa como, pero regresare al orfanato para estar con el.
Javier era un niño huérfano, sus padres murieron en un accidente y a causa de eso tuvo un trauma que le quitó el habla, Javier y Milena eran muy unidos, y se querían mucho… continuando la historia.

Milena ve que se abre la puerta de la habitación y observa que entra el hombre con un plato de comida, le insinúa a Milena que coma, pero ella revienta el plato contra el piso, y de los pedazos de cerámica del plato corta al hombre en el brazo, a causa de eso ella misma también se corta en la mano, el hombre la agarra del brazo y le quita el trozo de cerámica…
Milena- !! Suéltame maldito que me vas hacer¡¡…

El hombre, recoge los pedazos de cerámica del piso sale de la habitación y regresa con un kit de primeros auxilios y otro plato de comida, cura la herida de Milena y le deja la comida sobre la cama, el se retira y deja a Milena nuevamente encerrada…
Milena- Este hombre trama algo, tal vez piense que darán dinero por mi, por eso me tiene secuestrada, pero debo ser inteligente y ganar su confianza para poder escapar de aquí y regresar al orfanato, quiero estar con Javier, dice Milena casi llorando.
Milena trata de portarse bien para que el hombre tome confianza, y así pasaron los días… Milena toma un cuchillo de la cocina y lo esconde debajo de su almohada.

El hombre nuevamente entra a su habitación a entregarle el desayuno, ella lo recibe con una sonrisa y le pide que la acompañe, el hombre se sienta a su lado alegremente y es hay cuando Milena saca el cuchillo y lo apuñala en el hombro, brazo y pierna, el hombre hace una expresión de dolor, Milena aprovecha y sale corriendo, abre la puerta de la casa y huye hacia la carretera…
Pero el hombre va detrás de ella, así todo herido y derramando sangre, Milena entra en pánico porque el hombre está apunto de alcanzarla.
– ¡¡Que alguien me ayude, este pedófilo me quiere matar, por favor alguien!!.
Pero la carretera estaba solitaria no había nadie quien pudiera ayudarla, en medio del pánico Milena no se percata del carro que viene y casi fue atropellada, de no haber sido por aquel hombre, que logró alcanzarla, tal vez ella estuviera muerta . Milena exhausta piensa que ya es el fin, porque hirió aquel hombre y trato de escapar…
– ¿Ahora me matarás verdad?, porque tuve que ser yo, señor no tengo ni donde caer muerta, no tengo familia, sólo soy una huérfana, nadie le dará un peso por mi, por favor señor quiero volver al orfanato, allá hay alguien que espera por mi, si no regresó el morirá de tristeza, sólo tengo 13 años por favor, le dijo Milena llorando desconsoladamente.

El hombre sin decir alguna palabra soltó en llanto, trataba de comunicarse con ella por medio de señas, pero Milena no entendía, el hombre la cargo así herido como estaba, la llevó a su casa y le dió un espejo, cuando Milena ve su reflejo con horror, se da cuenta que aquella persona que ve reflejada no era una niña de 13 años si no una señora de unos 50 años.
-¿ Esta soy Yo?. Pregunta Milena, el hombre asiente con la cabeza indicándole que si…Milena coloca sus manos sobre su frente y le da un fuerte dolor de cabeza, ella empieza a recordar toda su vida….
Recordó que vivió una vida feliz en el orfanato con Javier hasta cumplir la mayoría de edad, luego de eso, entraron a la Universidad, ella estudió enfermería y el derecho, se casaron, el momento más triste de su vida fue que no pudo tener hijos, pero Javier siempre estuvo a su lado, a medida que pasaron los años, Milena sufrió de una enfermedad, la pérdida de memoria (alzheimer). Milena recordó todo, el hombre que ella decía que era su secuestrador, en realidad era su esposo Javier, aquel niño huérfano que no podía hablar y estaba hay al lado de ella, ya todo un adulto, lleno de cicatrices.

– Cada vez que pierdo la memoria, regreso cuando tenía 13 años, esas cicatrices que tienes en tu cuerpo te las hice yo pensando que eras un secuestrador, cuanto has tenido que sufrir por mi… Perdóname mi amor, tu no me mereces esto, déjame y trata de ser feliz, yo no te puedo brindarte felicidad, no se si el día de mañana podré perder la memoria, es cuestión de días,horas o de minutos» lloraba Milena desconsoladame.
Javier la abraza, con lágrimas en sus ojos le dice en el lenguaje de señas
– juntos en la salud y en la enfermedad ¿recuerdas?. Milena mi amor mientras tenga vida yo jamás te abandonaré, no me pidas eso, tenemos más de 30 años juntos y seguiré a tu lado hasta que deje de respirar, te amo…
Milena abraza a su esposo fuertemente, luego de eso ella cura sus heridas, esa noche durmieron juntos, Javier veía la cara dormida de sus esposa mientras acariciaba sus mejillas, y con su lenguaje de señas dijo -Ojalá y el día de mañana puedas recordarme como hoy, no se que pasará, tal vez vuelvas a perder la memoria, no importa cuantas cicatrices me dejes, pero pase lo que pase, mi amor por ti sera eterno. Javier besa su frente y la abraza mientras duermen…

Fin.

 

Desconozco el autor.

Join The Discussion