Se feliz con tu pareja con estos consejos.

Cosas que ‘matan el amor de pareja’, ¡y puedes hacerlas sin darte cuenta!

Poder llevar una bella relación de pareja estable y además feliz, no es algo que ocurra por casualidad o simple suerte o porque crees que el amor es suficiente para que todo lo demás fluya.

Lo verdadero es que suele requerir de un esfuerzo cotidiano para desarrollar y mantener buenos hábitos de relación saludables pero sobre todo, aprender a no hacer las acciones tan nocivas que hieren a tu pareja y acaban por destruir el amor.

Jamás te quejas de tu pareja con familiares y amigos
Esto es lo peor que puedes llegar a hacer, el hablar mal de tu pareja con otras personas es terrible, aunque sean tu propia familia o los hijos de ambos. Esto también incluye el jamás burlarte de él ni criticarlo.

La complicidad y el respeto son piezas importantes y medulares de cualquier relación saludable y feliz. Las excelentes parejas si saben que no deben jamás involucrar a terceros en sus problemas.

El simple objetivo de las peleas jamás es tratar de ganar en una guerra de obtener el poder, por el contrario es encontrar juntos la mejor solución para mantener sana la relación. Esto también incluye poder controlar la duración, intensidad y el rumbo de la discusión, para que esto no se les vaya de las manos y acabe convirtiéndose en un terrible enfrentamiento doloroso.

Jamás se sitúan en el papel de víctima
Como sabemos una relación exitosa necesita madurez, y jamás el victimizarse en vez de reconocer y aceptar los errores propios y pedir lo que se necesita de forma clara y empática, no ayuda a resolver nada.

Las parejas sanas y felices siempre se hacen responsables de sus propios sentimientos y acciones, y jamás culpan a su pareja por todo. Ni tampoco suelen esperan que el otro adivine lo que les está molestando.

Tampoco ignoran sus asuntos económicos o financieros
Es muy fácil evitar los temas mas difíciles, y uno en especial es sin duda, el como llevar la economía. Pero el tratar de evitarlo conlleva y deriva en mayores conflictos y la pérdida de confianza.

Jamás hagas que las peleas duren demasiado
Sabemos que las discusiones son inevitables, pero lo más saludable es que también sean cortas, y muy enfocadas en solo el problema en cuestión y no en un recuento de pelas y agravios anteriores.

Tener claro que el objetivo de las peleas jamás es tratar de ganar en una guerra de poder, sino encontrar la mejor solución para la relación. Ello incluye controlar la duración y el rumbo de la discusión, para que no se les vaya de las manos y termine convirtiéndose en un enfrentamiento doloroso.

Join The Discussion