Horóscopos que desconocen el perdón.

4 meses
4989 Visitas

Estos son algunos de lo signos del zodiaco que, si son heridos, tal vez nunca perdonen a quien los ofendió.

 

Capricornio
es de entre todos los signos del zodiaco el que más difícilmente deja pasar algo por alto. Aunque son de naturaleza responsable y disciplinada, no toleran que alguien de su alrededor les falle lo más mínimo. Por ello almacenarán cualquier error y lo conservarán en un espacio especial de sus corazones para poder utilizarlo en tu contra en el peor momento. Procura siempre tenerlo bien en cuenta, pues JAMÁS considerarán la posibilidad de pasar página.

 

 

Piscis.
En el caso de los piscis es su personalidad lo que los hace muy vulnerables a los ataques. Suelen ser protagonistas de los dramas más absolutos y tienden a considerarse como unos auténticos mártires. Por ello están tan acostumbrados a las daños que terminan por convertirse en personas rencorosas que siempre guardarán en su corazón el odio hacia los que los ataquen. Eso sí, si eres como ellos te acogerán con mucho agrado, ya que irónicamente suelen ser también muy compasivos con sus iguales.

 

 

Cáncer.
La naturaleza de un cáncer suele ser muy benevolente, pero se enfrenta a una personalidad con un marcado carácter pesimista e inseguro que se suma a unos rasgos manipuladores para dar un resultado explosivo. Posiblemente ninguna persona pueda estar en una situación más conflictiva que ellos, por lo que su fuerte temperamento termina por pasar factura a todos los que le rodean. La clave para convivir con ellos sin enfrentarlos es saber no llevarles la contraria jamás.

 

 

Escorpio.
Siempre seguidos por su natural carisma y por su sensualidad, los escorpio se suelen enfrentar a un temperamento muy complicado de sobrellevar. Esto les hace granjearse muchas enemistades a lo largo de sus vidas. Su aguijones, cargados de veneno, no dejan escapar ninguna oportunidad para poder devolver un golpe recibido por orgullo. Por ello si no lo ves de inmediato, no lo dudes, solo espera el mejor momento para poder responderte al gran favor que le hiciste.

 

 

Tauro.
Aunque son personas muy trabajadoras y sensatas, también poseen una buena dosis de memoria. La clave que los hace ser rencorosos es su intransigencia, ya que no son capaces de aceptar que existen otros puntos de vista en la vida. Como también son muy testarudos y posesivos, posiblemente sea sumamente muy fácil fallarles una y otra vez, llegando al momento en el que TODO les creará odio. Finalmente todo esto se te devolverá incrementado, por lo que no dudes en apartarte de ellos.

 

 

Leo.
Los leo poseen una de las formas de ser más magnéticas de la lista, por lo que es muy complicado no sentirse atraídos por ellos. Pero lejos de ser algo positivo, solo sirve para reforzar sus propias autoestimas, convirtiéndolos en egocéntricos y arrogantes y siendo motivo constante de conflictos en los grupos en los que participan. Por último son personas muy inflexibles, que no dudarán en emplear la vara fija que es su moral para aleccionar a todos aquellos que los ofenden.

 

 

Libra.
Es sinónimo de equilibrio pero también de indecisión. Sus elecciones suelen ser producto de un largo periodo de sopesar los pros y los contras, con lo que normalmente suelen estar acostumbrados a tener una buena memoria que les hace parecer muy impredecibles. Ten por seguro que cuando les falles, ellos se encontrarán largo tiempo sin devolverte el golpe, pero solo porque estarán pensando la forma de hacerlo. Por supuesto, cuando llegue será de la peor forma que pienses, ya que son de naturaleza imaginativa.

 

 

Aries.
Un aries suele tener buen corazón, pero le pierde una testarudez legendaria que le hace competir con los más tercos del horóscopo y, generalmente, ganando. Cuando alguien se les enfrenta simplemente lo consideran como un reto que no dejan pasar hasta que consideren que han logrado superar. Por ello simplemente ten por seguro que va a haber una represalia. Y normalmente esta suele ser bastante desproporcionada y cruel a la vez.

 

 

Géminis.
El claro ejemplo son los géminis, quien siendo un auténtico desfile de máscaras diferentes dentro del mismo cuerpo, resultan altamente complicado descifrarla de manera correcta. Son personas indecisas, nerviosas y muy poco estables, por lo que se terminan convirtiendo en una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento. Y cada vez que les das motivos simplemente aceleras su detonador. Pueden olvidar, pero, ¿qué más da si vas a darle nuevas excusas constantemente?

 

FUENTE:http://corazon.pe

 

 

loading...

Comentarios